Design thinking en HR? Oh, yeah.

El pensamiento de diseño (Design thinking) es un enfoque adoptado para obtener una comprensión profunda de las partes interesadas de un sistema, definiendo sus problemas con claridad y diseñando soluciones que pueden no haber sido tan obvias anteriormente. Inicialmente, Design thinking se asociaba con empresas centradas en el producto. Sin embargo, en los últimos años, las organizaciones han comenzado a aplicar el pensamiento de diseño en diversas funciones, incluida recursos humanos.


Design thinking permite a las organizaciones centrarse en los desafíos y problemas que enfrentan los empleados en el trabajo, idear soluciones creativas para abordar el problema y construir un excelente lugar de trabajo. Desde la contratación hasta la remuneración y la capacitación hasta la tutoría, cada proceso de recursos humanos puede mejorarse aplicando el pensamiento de diseño a la misma.


· Empatizar: la acción número uno es “meterse en los zapatos” de los empleados y obtener una vista de 360 ​​grados del lugar de trabajo desde su perspectiva. Los desafíos que enfrentan los empleados en el día a día, la flexibilidad en las horas de trabajo, las relaciones laborales armoniosas, etc., deben considerarse y entenderse desde su perspectiva.


· Definir: el siguiente paso es identificar y delinear claramente los puntos “ de dolor” de los empleados. Aquí es donde hacer las preguntas correctas se vuelve crítico. Se hace necesario definir los desafíos exactos que enfrentan los empleados en términos de cómo, qué, cuándo, dónde y porqué.


· Idear: Realice una “lluvia de ideas” y trabaje colectivamente para enumerar algunas formas creativas de abordar estos desafíos. Es necesario mantenerse enfocado, y considerar que muy a menudo la mejor solución es la solución más simple que suele pasarse por alto. Seleccione la solución que sea más deseable, viable y lógica en el contexto real de la organización.


· Prototipo: Realizar guiones gráficos para escenarios dados, usar pruebas simuladas y armar escenarios experimentales para la solución elegida ayuda a comprender qué tan viable y eficaz podría ser.



. Probar y refinar: el prototipo se puede probar en grupos más pequeños para evaluar su efectividad y viabilidad. Se pueden recopilar comentarios de la muestra para comprender qué mejoras se pueden realizar en la solución / enfoque adoptado.


El Design thinking transforma las actividades de recursos humanos al ahorrar costos, tiempo y energía. Al adoptar una mentalidad centrada en el ser humano, conduce a la creación de un lugar de trabajo más feliz y eficiente en el que los empleados tienen acceso a los recursos adecuados, y pueden hacer sus mejores contribuciones en el lugar de trabajo. Esto, por sí solo, puede ofrecer enormes ventajas para la compañía en términos de atraer y retener talento de calidad, crear un entorno de trabajo holístico y posicionarse como el empleador de elección.




17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo